Estoy confundido.

Por: Rafael Hernandez.

Estoy confundido.
No sé si los psiquiatras de este país han podido evaluar el estado mental del presidente de la JCE. Hoy dice una cosa, mañana dice otra en total contradicción con la anterior.
O será que desde Palacio le ordenan otra cosa?
Nada se puede dudar de un presidente de la JCE que está tan amarrado al poder como los anteriores, cuyos familiares ocupan cargos con sueldos lujosos en el aparato estatal. Debería ser una norma que cuando sea electo un ciudadano para ocupar tan delicadas funciones, sus familiares renuncien a cualquier cargo NO electivo que desempeñen y que no puedan aceptar ningún otro cargo administrativo ni diplomático, mientras ejerza esas funciones.
La verdad que está dejando mucho qué desear este tipo de comportamiento tan voluble. Primero decía que si no había unanimidad entre los partidos no iría el voto automatizado, ahora aprueba que sí va y que además serán contados manualmente. Entonces qué sentido tiene ese afán suyo de usar las máquinas de la discordia?
Solo lo explica la presión desde Palacio.
El hombre actúa como una marioneta. Hoy hace una pirueta aquí, pero al otro día hace la pirueta contraria por allá. Es un tipo incoherente.
Pero lo peor es que no se ha abierto la campaña para las elecciones presidenciales y Danilo y Gonzalo andan peinando todo el país, supuestamente poniendo en acción a sus diferentes candidatos electos en las primarias para terciar en las elecciones municipales. Helicópteros van y helicópteros vienen, ya para aquí, ya para allí, promoviendo a Gonzalo, con los dineros del pueblo. Así no vale Señor presidente de la JCE. Tiene que haber igualdad de oportunidades entre la oposición y el candidato oficial. Ponga su autoridad a valer si es que aun tiene alguna, aplique la Ley Electoral ahora, porque después no tendrá MORAL para aplicársela arbitrariamente a los de la Oposición. Sea Justo Señor Magistrado de la Junta Central Electoral, porque se está cocinando un maco con cacata dentro de sus propias narices y usted finge no darse cuenta. Usted será el responsable de la sangre que pudiera correr en este país, producto de su díscolo comportamiento. Sométase a lo que establece la Ley, no siga pidiendo dinero al gobierno para hacer cosas que solo serán gastos innecesarios. Su JCE carece de crédito público. Gánese el crédito de la población con actuaciones diáfanas y deje ese comportamiento de Payaso de Circo. Deje de cumplir las órdenes que le siguen dando desde el Palacio.

more recommended stories