Hija de Roberto Rodríguez Marchena cobra más de RD$394 mil en la Superintendencia de Bancos

Se ha convertido en un hábito para los funcionarios del gobierno del presidente Danilo Medina jugar con el patrimonio del pueblo dominicano, ya que nombran a sus familiares en distintas plazas de las entidades gubernamentales, cargando así las nóminas de las instituciones con sustanciosos salarios, los cuales muchas veces son injustificables.

Tel es el caso de la hija del director de Comunicaciones de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, Liliana Rodríguez Álvarez, quien se encuentra nombrada en la Superintendencia de Bancos, devengando un salario de RD$394,721.34 mensuales como directora del Departamento de Registro y Autorizaciones.

Rodríguez Álvarez se suma a los tantos descendientes de funcionarios del Partido de la Liberación Dominicana -PLD-, que figuran en las nóminas del Estado, quienes obtienen suculentos salarios con el que mantiene un lujoso estatus de vida.