Párroco de la Policía criticó lo publicado por el vocero de la Presidencia de que supuestamente la feligresía católica está disminuyendo

El capellán de la Policía, Alejandro Cabrera, aseguró que lo dicho por los sacerdotes durante el Sermón de las Siete Palabras de este Viernes Santo es el sentir del pueblo.

A propósito de las reacciones contra la posición de la Iglesia Católica, exhortó a los funcionarios, políticos y demás sectores evitar los enfrentamientos verbales por considerar que no conviene a nadie.

“No pongamos al Estado, al señor presidente a pelear con la Iglesia, a nadie le conviene ningún tipo de confrontaciones, ningún tipo de veneno, ningún chisme, evitémoslo y apostemos a la paz y al entendimiento”, sostuvo al ser entrevistado al término de la eucaristía que ofició como cada domingo en el Palacio de la Policía.

Insistió en que ese dime y direte no conviene a nadie y que los dominicanos deben buscar lo que nos une, no lo que divide.

En ese sentido, criticó lo publicado por el vocero de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, en sus redes sociales de que supuestamente la feligresía católica está disminuyendo.

“Parece que el amigo, el hermano Marchena no visita la Iglesia, y lo invitamos a que visite a la Iglesia y sobre todo, lo invitados a evitar todo tipo de confrontación”, reiteró.

En el Sermón de las Siete Palabras de este Viernes Santo, sacerdotes arremeten contra aprestos de reelección presidencial y consideran que la Justicia dominicana es “simulada”. En su opinión, el país se encamina hacia una dictadura.